5 de diciembre de 2007

Ya es oficial: me enamoré de "Pregunte, las bibliotecas responden"

Comentaba ayer mi frustrante affaire con Yahoo Respuestas y terminaba la entrada compartiendo que estaba a la espera de la respuesta sobre la frase de Unamuno que había lanzado a Pregunte, las bibliotecas responden, servicio de referencia digital de un grupo de bibliotecas públicas españolas.
Pues bien, en menos de 12 horas cronológicas desde el envío de mi consulta, he recibido la siguiente respuesta:
Según las diversas fuentes consultadas no podemos afirmar de manera fehaciente que dicha frase pertenezca a Miguel de Unamuno. Hemos podido comprobar que en internet hay muchas personas que cuando citan esta frase se la atribuyen a este autor, pero también en algún caso se dice que fue acuñada por Ginebra Torra, y en otros casos citan a otros personajes. Como decimos más arriba en las numerosas fuentes a las que hemos tenido acceso no consta que sea suya. Por ejemplo, no consta en El gran libro de las citas y frases célebres, Editorial Libsa, 2004, en el apartado de citas atribuidas a él. En las numerosas páginas web que recogen las citas y frases del autor tampoco aparece, entre ellas: http://es.wikiquote.org/wiki/Miguel_de_Unamuno, que incluye todas las citas célebres de él, http://www.frasalia.com/frases_de_Miguel_de_Unamuno.htm, que cita todas las frases del autor; o en buscadores especializados de proverbios, citas, frases hechas como http://www.proverbia.net/, http://www.agendalia.com/citas/indexcitas.htm, http://www.defrases.com/buscar.html, www.frasalia.com. No podemos asegurar por tanto de quién es esta frase. Lo más parecido que hemos encontrado atribuible a Unamuno al hablar sobre la singularidad de cada uno, es una frase que recoge Tomás Melendo Granados, en un artículo titulado Cada persona, única e incomparable, donde el escritor al dirigirse a un escritor novel , que le había escrito en son de queja porque el éxito de sus obras le parecía muy escaso en comparación con el que cosechaban otros en su opinión peor dotados, Don Miguel le contestó: No te creas más, ni menos, ni igual que otro cualquiera, que no somos los hombres cantidades. Cada cual es único e insustituible; en serlo a conciencia pon todo tu empeño.
Una respuesta rápida (el estándar de servicio comprometido es de tres días), asertiva, muy completa y que da acceso a más recursos. Y además sin ser ciudadano español y sin pagar impuestos al Estado español, puedo usar un servicio financiado con recursos públicos españoles.
Me enamoré (y eso que aún sigo a la búsqueda del autor del título de mi blog).

2 comentarios:

The Boss forever dijo...

Dear, me parece bien tu enamoramiento, pero ojo, implementar el sistema no es sencillo, lo menos complejo es la parte tecnológica. Detrás de la respuesta hay personas capacitadas, sino a dedicación exclusiva, a lo menos con el tiempo necesario para buscar las respuestas adecuadas. Viva entonces el entusiasmo, pero algo así, a escala nacional, hay que pensarlo e implementarlo bien

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

The Boss forever (chavista pretensión esa), nada en la vida es sencillo. Pero como alguna vez escibió el hoy algo devaluado Mario Benedetti (devaluado al menos en mi valoración), "para cruzarlo o no cruzarlo, ahí está el puente". Enzo.