31 de octubre de 2007

El periodismo ciudadano según el periodismo tradicional

De vuelta en Chile, gracias al blog de Jorge Domínguez tengo la oportunidad de ver el extenso reportaje sobre periodismo ciudadano exhibido por TVN en su noticiario central del domingo 21 de octubre (el video se puede ver aquí).

El fenómeno del periodismo ciudadano en Chile, del que Jorge es uno de sus motores, no lo conozco en detalle, pero si me cabe interpretarlo como una expresión relevante de la web social, participativa y centrada en el contenido generado por los propios usuarios. Por ello, sorprende el sesgo, la visión parcial y el tono alarmista que impregnan la mayor parte de los nueve minutos del reportaje.

Había pensado escribir una entrada compartiendo mi juicio crítico sobre la nota (por ejemplo: ¿por qué que se les da tribuna a Lola Melnyck y a Daniella Campos en vez de dar espacio para que algún corresponsal de un diario ciudadano exponga sus motivaciones? ¿Por qué TVN aprovecha para hacerse autobombo y expresamente confunde a su audiencia haciendo creer que "24 Horas" se nutre del periodismo ciudadano?).

Pero finalmente, he optado por reproducir una frase de un libro que estoy leyendo en estos días:

Si necesitamos una mirada crítica no es porque haya discursos tendenciosos, como los anteriores. Tampoco es porque algunos medios estén controlados por autoridades, políticos o magnates que velan por sus intereses. Tampoco es porque algunas instituciones sean conservadoras o retrógradas, o porque muchas publicaciones tengan mala calidad o adopten un perfil más consumista que educativo. Si necesitamos una mirada crítica es porque siempre hay sesgo, ideología, interés. Nada es neutro. Nunca. Siempre hay algo detrás de las líneas, que debemos descubrir.

(Daniel Cassany, Tras las líneas. Sobre la lectura contemporánea. Páginas 56-57.)

Sin más comentarios.

7 comentarios:

Jorge Domínguez dijo...

Gracias Enzo por tu reflexión. Muy valiosa.
Te mando muchos saludos

ricardo bilbao dijo...

Estimado Enzo:

Respecto a este nuevo fenómeno de la Red me permito aclarar un punto importante: no es lo mismo el reportero ciudadano que el periodista ciudadano, la diferencia está en el análisis científico del mensaje, el canal, la connotación o denotación del destinatario, etc. El dar cuenta de un evento convierte a un vulgar comedor de pan en un reportero asertivo, sin embargo la edición y la contextualización, amén de la interpretación, se da en un plano más objetivo e, insisto, científico.

Podríamos hablar entonces de una “medicina ciudadana” al publicar logros o milagros de alguna práctica de salud personal, que si bien puede ameritar compartirla, difícil sería recomendarla sin la evaluación del caso por un profesional, quien no hace otra cosa que ejercer un diagnóstico científico.

Eso, y que siga el debate…
Ricardo Bilbao

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

Estimado Ricardo,

Lo que planteas está en el centro de éste fenómeno -en particular- pero también en el desafío -en general- que la nueva web representa para el quehacer de muchas profesiones. Obliga a repensar como se desarrolla el ejercicio profesional, cuando aficionados que tienden a ejercitar sus hobbies con estándares profesionales, empiezan a ser fuente de referencia en campos tan diversos como el periodismo, la historia o la astronomía. Lo importante –en la lógica del mundo de la abundancia que está en la base de esta nueva web- es cómo podemos complementar ambos mundos.

Y es ahí donde enfoco mi crítica a la nota de TVN, en la que se sobredestacan los aspectos negativos, aspectos que incluso tal como se muestran, no corresponden al periodismo ciudadano. Al terminar la nota me quedo la sensación de que la hizo un periodista profesional interesado en defender su parcela de trabajo (y de poder).

En lo que discrepo abiertamente contigo es en lo del “análisis científico”. Por mi formación como historiador, si hay algo de lo que estoy convencido es que las “ciencias” sociales no existen, porque finalmente en el análisis de los objetos de estudio, las visiones, pasiones, intereses y subjetividades se confunden con la imagen “objetiva” de lo estudiado.

Gracias por disentir,
Enzo.

Luis Carvajal dijo...

Don Enzo Abbagliati, bueno primero que nada saludarlo en forma especial, sobre la reflexion sobre la informacion y del rol que deben cumplir los medios y de como se hace uso de estas formas de informar, estoy plenamente de acuerdo a que este pais, cierra definitivamente el ambito de publicar hechos noticiosos de defensa del patrimonio cultural. Te informo que ayer pudimos darle una muy linda sepultura a una momia que vino de EEUU y fue repatriada y la forma de como lo hicimos es un precedente importante...Chile no tiene ley sobre proteccion de la exposicion de momias en museos, en EEUU..si y por eso los indigenas americanos exigieron su devolucion donde nunca debio salir. Decir que mi pais es ignorante de lo que existe como cultura en nuestra zona deja mucho que desear, de no reconocer que ahi hay aymaras, hay cosmovision, hay ciencia de la vida andina, que los museos no son estaticos sino que son de personas y estas deben ser respetadas. En fin es una pequeña muestra de que mezquina es la tecnologia y los medios de informacion para hacer solo basura en nuestras mentes y no abrirlas hacia una busqueda de nuestra identidad mas plurietnica. Saludos..ahh hay una propuesta mia de estar en colchane capacitando para biblioredes, aprovechando tambien que estoy trabajando en un sitio web www.adijiwasaoraje.com fono: 87472769 llamito@hotmail.com enviame una señal para darte mas antecedentes, pues esta semana estare contactandome en colchane.nos vemos

LUIS CARVAJAL C
http://www.luiscarvajal.cl

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

Estimado Luis,

gracias por compartir tus reflexiones en mi blog. Tu trabajo demuestra que la tecnología puede ser un medio efectivo para recuperar, valorar y proyectar la cultura indígena.

Te respondí vía correo a la propuesta que me hiciste llegar a través de ese medio para colaborar con la biblioteca de Colchane.

Cordialmente, Enzo.

Anónimo dijo...

"Por mi formacion como historiador, si hay algo de lo que estoy convencido es que las ciencias sociales no existen, porque finalmente en el analisis de los objetos de estudio, las visiones, pasiones, intereses y subjetividades se confunden con la imagen objetiva de lo estudiado"

este parrafo me huele a un positivismo heredado de Decartes y seguidores .. la subjetividad no puede ser desvalorada, si reconocida y tratar de asumirlas como elemento que influye en el proceso de investigacion en las ciencias sociales. O, en mi opinion, lograr explicar el mundo pero no comprenderlo...

algo ha servido estos dos meses la maestria...(ja)

saludos

alejandro mu�oz

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

Alejandro "Cuate" Muñoz, un honor que me comente desde Monterrey. Creo que a mi afirmación le falto la segunda parte. No es un resabio positivista, sino todo lo contrario: es poner en valor el contexto (personal y social) del investigador en su proceso de investigación. Y en eso, creo que las ciencias sociales se alejan de las ciencias. Algunas veces pienso que son más un arte (que captura con una mirada muy personal una imagen social e histórica determinada), lo que no invalida para nada sus resultados. Pero si obliga a tomar las precauciones del caso y no elevar a la categoría de verdad irrefutable paradigmas que a la vuelta de la esquina se derrumban al ser sobrepasados por otras miradas. La realidad, en suma, es mucho más compleja que lo que cualquier visión logra traspasar. Siempre recuerdo una idea de Ernesto Sábato (científico que terminó buscando verdades en la literatura): los matempaticos creen que el mundo se comporta matemáticamente, pero en realidad están viendo la expresión matemática de la realidad.

Un abrazo y cuidado con el estudio: mucho hace mal.