2 de enero de 2009

Trabajando para usted

Fotografía: Reconstrucción, de Perdidoenlared, con licencia CC:BY-NC

Si han visitado Cadaunadas en la última semana, se habrán percatado del cambio de piel. Si reciben las cadaunadas en sus feeds, hagan clic aquí y podrán hacerse su propia opinión.

Si bien la plantilla anterior la había instalado recién en septiembre (fue uno de los regalos de cumpleaños para el primer aniversario de Cadaunadas), cierta temprana evaluación de cómo se veía, me motivó a cambiarla. Esa plantilla (de la que ahora me doy cuenta no guardé ni una vil pantalla en jpg) tendía a provocarme el caos: no es que fuera un diseño caótico, sino que dejaba la puerta abierta para que alguien con una incontrolable tendencia al desorden físico (es decir, yo), repitiera en lo digital el mismo pandemonio.

La nueva plantilla, un diseño de Blogger Buster, tiene una deriva hacia el minimalismo (lo que no quiere decir que sea minimalista), es lo suficientemente limpia en su presentación y permite concentrar el foco en el contenido de las entradas, sin por ello dejar de dar acceso a otras opciones a través de su columna derecha y compartir algunas de las comunidades en las que participo en la barra superior.

Si, me gusta (esto es una perogrullada). Pero hay algunos "temas pendientes" que me tienen como loro en el alambre.

El más importante: hay un problema con los comentarios. Cuando se revisan desde un lector de contenido sindicado o a través de la URL que lleva a una entrada particular del blog, los comentarios se superponen, generando un cuadro abstracto y cacofónico como éste. Por el momento, la recomendación (para quien este interesado en leer a mis pocos pero fieles comentaristas) es acceder al historial de comentarios de cada entrada directamente desde el blog. Por cierto, si alguno/a de mis pocos pero fieles lectores intuye donde puede estar el problema, se agradecerá su ayuda (vía comentario o enviándome un correo a abbagliati [arroba] yahoo [punto] com). Este temita me tiene medio mal y estoy incluso pensando mudar nuevamente de piel si no logro arreglarlo pronto.

También tengo pendiente arreglar el widget de comentarios recientes. Parece que no está funcionando (el "parece" es un eufemismo, ya que en realidad is not working at all). Y, por último, quiero cambiar los colores base de la plantilla, para retomar la imagen corporativa de Cadaunadas Inc.

Por eso, Cadaunadas estará trabajando para ustedes en las próximas semanas, haciendo ajustes en su presentación. O también podríamos decir que es temporada de caza en Cadaunadas: a quien desee, que dispare en los comentarios su evaluación de como se ve y que le gustaría ver en este rincón de la blogosfera.

Por cierto, a todos y todas, un muy feliz 2009 (otra deuda pendiente: un muy buen amigo procrastinante me pidió por el interno que publicara mi balance del 2008, lo que espero hacer antes de entrar en el Modo Vacaciones).

5 comentarios:

Catuxa dijo...

Año nuevo, diseño nuevo, bonito traje que le has puesto al blog para comenzar el 2009!

Raimundo dijo...

Bien por el minimalismo y no se preocupe de la apariencia que el habito no hace al monje y la mona, usté sabe que aunque se vista como se vista, al final la calidad va por dentro!
Si bien el formato blog ha ido flexibilizandose, tal vez tus requerimientos y expectativas dicen de la necesidad de una pagina propia en php o el viejo html no? quizàs ya llegaste al limite de lo posible y convenga en pensar en una evolución acorde a lo relevante de vuestras publicaciones.. para que lo piense pues..!
Saludos

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

@Catuxa, gracias.

@Raimundo, gracias por lo de "relevante de vuestras publicaciones". No siento por el momento la necesidad de migrar a otro tipo de plataformas, aunque el problemilla con los visualización de los comentarios, me sigue molestando.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Enzo Abbagliati Boïls dijo...

Al Anónimo que dejó el comentario a las 16:28, le aviso que eliminado su comentario por las siguientes razones:

1. Cadaunadas es mi casa, y si bien dejo la puerta abierta para que aquel que quiera entre y converse incluso usando el anonimato, no tengo intención en ser insultado de manera gratuita. Y mucho menos se refieran a mi esposa de manera confusa dando a entender no sé qué.

2. Menos, cuando las ofensas vienen, al parecer, de alguien que me conoce (pero que se esconde detrás del anonimato) y que eventualmente es mi amigo (ya que si habla de mi boda es porque estuvo ahí y sólo invité a amigos). A mis amigos les digo las cosas de frente y a los que no los son, también.

Es la primera vez que elimino un comentario de los cientos que he recibido en este año y medio de Cadaunadas, pese a que en ocasiones anteriores haya recibido algunos ataques también amparados en el anonimato. Varias veces he pensado activar la moderación de los comentarios (que sólo se publiquen aquellos que yo apruebe), pero sigo convencido que Internet como espacio de expresión debe partir de la confianza en el otro y no el filtro de las opiniones.