17 de enero de 2008

Facebook es como tomar té, ¿o no?

Facebook, catalogado como uno de los dos fenómenos de Internet durante el 2007 junto a Twitter, me mantiene intrigado.

Movido por la curiosidad de experimentar desde dentro de esta red, pero también empujado por la inflación de las redes sociales vivida el año pasado, a principios de diciembre creé mi cuenta en Facebook. Si sus estadísticas son tan descomunales y su valor comercial alcanza cifras ya siderales, algo debe tener, me dije a mi mismo desde mi más genuino tecno-escepticismo.

Mientras deambulaba por Facebook, he empezado a detenerme en diversos análisis que en la red han ido apareciendo, desde aquellos que ven aplicaciones en el trabajo de las bibliotecas (1 y 2) hasta como se relacionan grupos humanos bajo determinadas condiciones, pasando por ácidas críticas que acusan a este servicio de ser una nueva expresión del neo-conservadurismo norteamericano, con torcidos términos de uso y política de privacidad de los datos de sus usuarios, o, derechamente, arman campañas contra el modelo de publicidad en la red montado por Facebook.

Tras un mes y medio “facebookeando”, sigo sin encontrarle gran valor a esta red. Quizá se deba a que no he sido un usuario aplicado que haya dedicado enormes cantidades de horas a “trabajar mi perfil” y en ese sentido haya replicado en este espacio mis patrones del mundo no-virtual. De hecho, mis 34 “amigos” son todos (menos una), personas que conozco del mundo no-virtual. Se da el caso, además, que la mayor parte de la gente que conozco (y casi todos los que efectivamente yo llamo amigos) no está en Facebook, por lo que mi actividad en este espacio me obliga a repensar que entiendo por la palabra amigo (o “friend”, para estar apegado a la todavía monolingüe red social) . Esa amiga “menos una” que mencioné es la única amistad 100% virtual, pero hasta ahora no ha pasado de “pokearme” e invitarme a ser su amigo. Let’s see how this relationship evolves!

Mucho intercambio lúdico (ositos van, ositos vienen, mordidas de vámpiros, y otras actitudes que quienes las realizan dudo las hagan fuera de Facebook). Eso no está mal, pero cuando en muchos casos es lo único que ocurre, o es la actitud predominante, me aburre.

El tema de la publicidad es un punto aparte. Más allá del escandaloso inicio de Beacon, me molesta lo invasivo y omnipresente de la publicidad. Incluso, hace unas semanas me llegó la invitación para hacerme amigo de un usuario de nombre Probe Yme Gusto. Confieso que ingenuamente pensé que debía ser un usuario de habla portuguesa (me sonaba a garotas y caipirinha el nombre), hasta que al hacer clic me dí cuenta que era un usuario ficticio, a través del cual Microsoft me estaba invitando a probar uno de sus productos nuevos. Vale decir, la publicidad disfrazada de amistad (¿= amistad prostituida?).

Sé que no es el objetivo de sus creadores, que la definen ya en la interfaz de presentación como “una aplicación social que te conecta con la gente alrededor tuyo” (¿requiero de “una aplicación social” para conectarme “con la gente alrededor” mío?), pero en lo personal sólo le encontraré sentido si logra convertirse en un espacio movilizador de ideas y personas. ¿Qué cosas interesantes tiene en esta perspectiva? Los “grupos”, las “causas” y algunas aplicaciones que permiten hacer enlaces interesantes con otras herramientas (un buen ejemplo es Luis Ramírez quien combina blog + twitter + facebook para generar audiencia para los temas que él discute en la blogosfera).

Sin embargo, donde creo que puede estar el mayor potencial de Facebook (y asumo que en otras redes similares) es en ese "estar a un clic de distancia de personas a las que en el mundo real nos costaría más de un clic llegar". Ese tipo de conexión es sin duda menos intensa y profunda que la que establecemos con las personas en el mundo no-virtual, pero no por ella menos valiosa en determinados contextos.

En un interesante artículo, Dan Bricklin cita al Almirante Gary Roughead, comandante de la Armada de Estados Unidos, quien apunta que una estrategia de cooperación militar entre armadas de distintos países, permite a los oficiales de distintas nacionalidades iniciar una serie de encuentros simples, personales y repetidos en el tiempo, construyendo comunidad y confianza a partir de estas interacciones. Así, cuando Roughead
sits down and has tea with the head of other navies it is often the first time that they've met. He hopes that by participating in activities together over the years, the younger officers of today will develop lifelong friendships with their counterparts. Then, when they sit down for that cup of tea, they are not sitting down for the first time, but are talking as friends. He believes that if we do that the problems of the world, the issues that we face, will be much easier solved than they are today.

se sienta y se sirve té con los jefes de otras armadas es normalmente la primera vez que se encuentran. El espera que participando en actividades juntos a lo largo de los años, los hoy jóvenes oficiales desarrollarán amistades duraderas con sus contrapartes. Entonces, cuando se siente a tomar una taza de té, no se estarán sentando por primera vez, sino que estarán hablando como amigos. El cree que si hacemos eso con los problemas del mundo, los temas que enfrentamos serán resueltos mucho más fácilmente que como lo hacemos hoy.
¿Será Facebook una manera de desarrollar esas interacciones simples pero permanentes con personas que no tenemos en nuestro círculo cercano? ¿Será Facebook como tomar el té con los “amigos”?

9 comentarios:

LabTalca. dijo...

Enzo, recuerda que es verano mucho calor y las neuronas no comulgan mucho con la web 2.0.
Un comentario de otro, algo por lo menos.
http://www.techtear.com/2007/05/25/facebook-presenta-el-sistema-operativo-social/
Nos vemos. eso espero.

LabTalca. dijo...

otra más.
Con esto se termina mi participación en facebook.
http://google.dirson.com/post/3683-web-3.0-facebook-google/
Suerte con lo blogs.
Juega con los postcats, son más nutritivos.

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

LabTalca,

gracias por compartir los recursos... Y discrepo: el verano y el calor promueven lo 2.0 mejor que el invierno y el frío.

Enzo.

raimundo dijo...

A veces es conveniente estar al fin del mundo y ver en diferido cómo resultan las cosas antes de involucrarse. Gracias por tu experiencia, puedes considerarte parte del grupo control de este gran experimento que sigue siendo la red, "social" o como se le llame de turno, por de pronto...nada como un café, o una cerveza helada en estos dias, y una conversa cara a cara no? saludos y buenas vacaciones!! :( espero que el de los corchetes no seas tú!

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

raimundo,

tranquilo... el de los corchetes no soy yo. Por cierto, el grupo de control creo que ya supera los 65 millones de usuarios. Gracias por comentar.

Enzo.

Anónimo dijo...

Perdón, el de los corchetes es EL, se los saca cuando vuelve al trabajo.


El cadaunante solitario, que vuelve al ataque.

TROY dijo...

Hola Enzo, te he contactado desde la Blocosa, que al parecer sirve de mucho para encontrar personas con un cerebro funcionando. De verdad.

Igual me había hecho preguntas acerca de ese boom que han experimentado los Facebooks. Lei acerca de su desarrollo casi exponencial e igual, picado por la curiosidad me hice uno. Lo de las vampiresas al acecho fue casi lo primero que encontré y las diversas categorías existentes, los modos de ingreso y etcéteras, que conforman ese mundo.

No termino de explicarmelo, pero parece que hay una especie de "modelo a seguir", en diferentes versiones, dentro del mensaje oculto y los objetivos de los facebooks. Los intercambios que se dan ahi parecen mas bien destinados a ocupar tiempo ocioso con acciones ociosas a las que algunos no les hallamos el por qué hacerlas. Sin embargo, manifiesta uan gran cantidad de fans. Me pregunto, ¿era necesario un nuevo tipo de website de creación instantánea para ello?

No le encuentro mucho sentido y quisiera no caer en eso de convertirme simplemente en un número más, que aumentará los números de un tercero. En todo caso, prefiero un blog o una page donde haya algo que hacer, leer, comunicar o inegrarse con acciones más definidas y/o "tradicionales".

Aunque, como dices, "cada uno es cada uno...".

Saludos muy cordiales.

Troy

Pilar dijo...

Para quien está comenzando a dar los primeros clics y tecleos en la red social digital, Facebook está siendo un juego entretenido que me ha permitido reconectarme con mis "acquaintances" y amig@s, dispersos por norte del mundo. Pero creo que es poco útil para comunicar y compartir ideas, opiniones.
Tendré que "rehabilitar" mi blog.

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

@troy,

si, parece que hay mucho de ocio en esta red, pero quizá sea una nueva manera de entenderlo, donde la tradicional separación entre ocio y negocio que nos legaron los antiguos romanos se desdibuje. Gracias por comentar.

@pilar,

comparto contigo. Creo que Facebook aún debe "madurar" como espacio para efectivamente convertirse en algo más potente, aunque creo que las respuestas están en los propios usuarios. Algunos ya están desarrollando prácticas que abren sendas para usos novedosos y que, en lo personal, me convoquen de manera más activa. Thanks for your comment.