9 de diciembre de 2008

Esta entrada se me escapó


... Así como a lo largo de mi vida se me han escapado de las manos situaciones que yo mismo he colaborado en enredar. O cuando se me han salido por la boca afirmaciones que en el mismo instante que las estoy pronunciando sé que será difícil explicar que quise decir. Pero, después de todo, cada vez más me asumo como un tipo que, en el mejor de los casos, carece del más mínimo autocontrol (aunque he desarrollado una increible capacidad para disfrazar mi limitación).

Toda esta explicación es apenas una burdo preámbulo para justificar una recomendación: lean el blog SeSienteRubio. Resentimiento social del bueno, de la mejor cepa. Cuando la irreverencia del kiosko de la esquina pasó a ser parte del modelo, sólo queda el nihilismo en línea como refugio.

Estoy seguro que mañana en la mañana lamentaré haber escrito esta entrada, pero ya será tarde. Afortunadamente, SeSienteRubio es tan localista que las esquirlas de mi error sólo alcanzarán a dañar a mis pocos lectores de este lado de la cordillera. A ellos, de antemano, mis más sinceras disculpas.

2 comentarios:

Samuel Leal Chau dijo...

Estimado Enzo, una canita al aire no le hace mal a nadie...y nada de disculpas caramba...esta es la gracia de la web2.0...contenido sí, espontaneidad también

un abrazo

Maz dijo...

Uf. Debo confesar que me infectaste con un nuevo placer culpable. Lo puse en mi lector de feeds en la BlackBerry para divertirme en los tiempos muertos. Como dice Samuel, una Cana al Aire 2.0 nunca hace mal ... :-)