6 de agosto de 2013

El cerro Chiguaihue se cubre de sangre mapuche, una vez más

En tiempos que en Chile se discute cada vez con mayor intensidad la necesidad de construir un nuevo pacto social, en torno al cual de manera participativa logremos ponernos de acuerdo respecto de nuestros derechos y deberes como ciudadanos, los pueblos indígenas parecieran seguir condenados a la invisibilidad. En tiempos que en Chile se habla de profundizar la democracia, de dar mayor voz a los territorios, los pueblos indígenas parecieran no estar invitados a los nuevos espacios. Hablamos de procesos constituyentes, pero no de reconocer -definitiva y reparatoriamente- la plurinacionalidad de nuestro Estado. Se crean thinks tanks para pensar Chile, pero entre sus miembros no hay investigadores indígenas. Hablamos de nuevas mayorías, pero en estas los pueblos indígenas no aparecen. No lo hacen en los discursos, no lo hacen en las ideas y por ello no lo hacen en los sueños. 

Hoy apareció muerto Rodrigo Melinao, con una bala en el tórax. Quería escribir algo, pero hace minutos, en mi bandeja de entrada encontré este texto. Es de Martín Correa, autor junto a Eduardo Mella, de "Las razones del illkun/enojo", un texto que debería ser lectura obligatoria en nuestras escuelas y liceos. Un día negro, otro más, para el pueblo mapuche, para los pueblos indígenas. Un día negro, otro más, para nuestro país, para nuestra democracia, para nuestra historia. 

El cerro Chiguaihue se cubre de sangre mapuche, una vez más

Hoy, 6 de agosto de 2013, ha muerto asesinado Rodrigo Melinao Lican, joven mapuche de la comunidad Rayen Mapu, al interior del fundo Chiguaihue, en la comuna de Ercilla, en una zona altamente militarizada, cercana al reten de Fuerzas Especiales de Pidima, y en el que de noche solo transitan vehículos policiales, según denuncian las familias mapuche, las que cotidianamente son objeto de fuertes allanamientos.

Rodrigo Melinao Licán había sido condenado el pasado 24 de julio a 5 años y un día por el delito de incendio forestal, y a 541 días por daños a dos buses y un camión aljibe, hechos que se desarrollaron el 2011 en el sector Chiguaihue, en un proceso que llevaba el Fiscal antimapuche Luis Chamorro y que las comunidades catalogan de irregular y fruto de un montaje, razón por la cual Rodrigo Melinao había decidido resistir en la clandestinidad.

Sin embargo, la muerte ya la militarización en los faldeos del cerro Chiguaihue y la muerte comuneros mapuche no es nueva, según enseña la historia y la memoria comunitaria.

En los faldeos del cerro Chiguaihue a mediados del siglo XIX existía una importante población mapuche, un lof cuya máxima autoridad era Lonko Pillan, y que se extendía entre el río Malleco y el Huequen, y fue la puerta de entrada al Ejército de Ocupación de la Araucanía hacia el sur del rio Malleco. En el año 1865, llegan a oídos del coronel Basilio Urrutia rumores de que se preparaba un gran levantamiento mapuche encabezado por Lonko Kilapan, razón por la cual el jefe militar despachó una división de 800 hombres al interior, hacia Chiguaihue y Collico, bajo el mando del teniente coronel don Pedro Lagos quien informará luego: “… me puse en marcha hacia ultra Malleco con 800 hombres, que los componían 150 de infantería de línea, 28 de granaderos a caballos, los escuadrones 3º y 4º del departamento i 5º y 6º del de Laja. Esta fuerza se unió en los rincones de Chiguaihue con una de 200 hombres. Todo el tiempo de la campaña que termina hoy, se ocupó la división en castigar a los indígenas que favorecen i apoyan a los cristianos malhechores, destruyendo sus habitaciones i sementeras i tomando sus haciendas. Varias indias viejas tomadas en los bosques, se pusieron en libertad comunicándoles el pensamiento de US. a fin de que fuera trasmitido a las reducciones indíjenas i llegara así al conocimiento de todos, esto es, que la autoridad se halla dispuesta a castigar i perseguir en todo sentido a los que cometen depredaciones en las poblaciones i campos de cristianos”.

Luego, en el año 1962, es asesinado Carlos Collío, por disparos efectuados por el entonces dueño del fundo Chiguaihue Ignacio Silva Correa, quien estuvo detenido sólo 4 días. Sin embargo, los comuneros mapuche volvieron a ingresar al predio una y otra vez, dando así el puntapié inicial a lo que sería un largo y sostenido proceso de movilizaciones y acciones mapuche dirigidas a la recuperación y ampliación de sus dominios.

Luego, Alex Lemun, el 7 de noviembre de 2002, es asesinado por el mayor de Carabineros Marco Aurelio Treuer Heysen, en momentos en que alrededor de 40 personas (la mitad compuesta por ancianos, mujeres y niños) de la comunidad Montitui Mapu, ocupan el fundo Santa Alicia, parte del antiguo Chiguaihue.

El 12 de agosto de 2009 fue asesinado Jaime Facundo Mendoza Collío, de 24 años, por el efectivo de Carabineros de Fuerzas Especiales de Santiago, Patricio Jara Muñoz, producto de un balazo por la espalda, repeliendo la acción de un grupo de familias pertenecientes a la comunidad Requen Pillán que ocuparon el fundo San Sebastián, también parte del antiguo fundo Chiguaihue. Ambos funcionarios policiales hoy gozan de libertad.

Hoy, las familias mapuches de Chiguaihue han perdido a Rodrigo Melinao Lican, uno más de sus hermanos, en una historia que se repite y que es resultado de la represión y de la militarización del territorio.

Vayan a ellos mis sentimientos de dolor y de solidaridad, y mis más profundos respetos.