31 de mayo de 2008

Puzzle

Que Cadaunadas esté lleno de errores ortográficos, frases mal redactadas y párrafos incomprensibles es normal (creo yo) e incluso permite entender el estado de mental de quien escribe la entradas (es decir, yo).
Pero que El Mercurio, en su edición digital, nos esté acostumbrando cada vez con mayor frecuencia a lo mismo, habla de poca preocupación.
Como muestra, esta noticia publicada hoy, cuyo titular aún estoy intentando descifrar:

Pero no fue sólo en la portada, donde se encontraba destacado el título de la nota. El error se repetía al acceder a la nota completa:

2 comentarios:

Ricardo Carcuro dijo...

Lo que pasa es que no lo entendiste. Villanueva al parecer es un extranjero, que se convirtió en chileno (entonces, en “nacional”). Se entiende que fue una conversión, por lo tanto, algo místico. Obviamente, ese privilegio le costó caro. Fue la conversión más cara, al parecer, de las últimas cuatro, donde todos fueron futbolistas extranjeros. Lo triste es que estos nuevos chilenos, en vez de quedarse en su nueva patria, han optado por irse al extranjero. El artículo los denuncia.

Enzo Abbagliati Boïls dijo...

jajaja